top of page

Massive Attack en el festival Ceremonia 2019



Massive Attack rememorando su disco Mezzanine, con invitados de lujo. Aunque no fue lo esperado, ya que debido a la cancelación de todo su tour por Estados Unidos, el show que llevaron a México no fue exactamente un recorrido íntegro por su aclamado disco, sino un viaje por canciones de toda su carrera. Por supuesto, hubo toques de Mezzanine, que ya veremos más adelante.



Abrieron con Take It There del disco Ritual Spirit, uno de sus lanzamientos más recientes, y fueron construyendo atmósferas de a poco. No faltaron sus características visuales con mensajes de concientización política -el concierto fue dedicado a los desaparecidos en democracia, con uno de los momentos más emocionales al mostrar nombres y apellidos de desaparecidos, Santiago Maldonado incluido-. Horace Andy, la leyenda viviente del reggae que ya cuenta casi 70 primaveras, entró para el tercer tema, y nuestra sorpresa fue que lo hizo de un modo sutil. Es decir, su presencia en otros conciertos del grupo de Bristol suele ser anunciada antes que pise el escenario. Pero la particularidad de este show fue que Horace no era el invitado estelar. Los escoceses Young Fathers también fueron parte del show durante dos temas, Voodoo In My Blood y Way Up Here, y fue uno de los momentos menos resonantes.



Recién para el cuarto tema presentaron algo de Mezzanine, comenzaron con el track homónimo, y fue allí donde todo cambió. La guitarra de Angelo Bruschini comenzó a brillar, y al igual que el concierto entero, alcanzó el éxtasis algunos temas más adelante. Sí, tocaron clásicos de 100th Window y también de Blue Lines, uno de nuestros discos favoritos. Deborah Miller fue la encargada de cantar Safe From Harm y también Unfinished Sympathy, sin estar a la altura de la original Shara Nelson, pero sin defraudar tampoco. Esta vez, Unfinished Sympathy no sería el último tema del concierto, la banda icónica de los ´90 alcanzaría el cénit en los bises. Con un cover de Levels de Avicii incluido.



Si tuviésemos que elegir el momento más emocionante de todo lo que vivimos en Ceremonia, sin duda es cuando apareció Elizabeth Fraser. La legendaria cantante de Cocteau Twins no pisaba un escenario desde hace 7 años, y fue la invitada estelar en este concierto. Le puso su voz a Teardrop (tal cual lo hizo en las grabaciones originales de Mezzanine) y dos temas más adelante volvería para cerrar con Group Four, quizá el tema más tripero de todo ese disco. Definitivamente la frutilla del postre de un show que quedará en el recuerdo.



  Texto: @paranoidtxt

         📸: César M. 


Komentarze


DESTACADO

bottom of page