Los Caifanes y su responsabilidad de subir a un escenario.


Euforia, recuerdos, nostalgia, pero sobre todo emoción, fue lo que se vivió la noche del sábado en el palacio de los deportes.